Naked Lunch de William S. Burroughs

Naked Lunch - William S. Burroughs

Naked Lunch - William S. Burroughs

Naked Lunch (El Almuerzo Desnudo) es un libro complejo, con una narración no lineal y cargado de un importante tono crítico aderezado con mucho humor negro.

En sentido general, el libro narra las experiencias de algunos personajes sometidos al efecto de distintos tipos de droga, así como las experiencias de los mismos en relación a ciertas prácticas sexuales tabúes (sadomasoquismo, orgias, relaciones homosexuales, etc). Se podría decir que el libro trata sobre las aventuras del alter ego de Burroughs, un drogadicto llamado William Lee; sin embargo, existen numerosos pasajes del libro (el autor los llama “viñetas”) que no tienen ninguna relación con lo anteriormente mencionado y se centran en narrar las experiencias de diversos personajes. Considerando lo anterior, es difícil establecer una trama en Naked Lunch, dado que los distintos pasajes o “viñetas” que conforman el libro gozan de cierta coherencia interna pero  mayoritariamente no tienen relación alguna entre sí.

Dicho lo anterior, se debe mencionar que el estilo de escritura de Burroughs es bastante particular y decididamente experimental. En el libro, el autor desgarra las estructuras tradicionales de la narrativa y consigue una obra completamente surrealista, alejada de toda lógica y razón. En ese contexto el lenguaje se usa de una manera discrecional, a completa merced de la experimentación. Lo anterior tiene dos vertientes a lo largo del libro: en algunos casos Burroughs es capaz de evocar imágenes mentales tremendamente potentes, psicodélicas y originales; por otra parte, algunos pasajes de la obra llegan a ser parcialmente o completamente incomprensibles, lo cual no afecta mucho el disfrute de la lectura dada su estructura no lineal.

Otro punto fuerte de la obra de Burroughs es su tono provocador. El libro está cargado de un lenguaje soez (completamente intencional) y expone situaciones escatológicas que golpean con fuerza al lector de moral conservadora. En general el libro de Burroughs está impregnado de una fuerte dosis de sátiras y humor negro que pretenden atacar la posición conservadora de la sociedad en la época en la que escribió el autor (los EEUU de los años 50). En ese sentido Burroughs dispara contra todos: la homosexualidad (en algunos casos narrando fuertes escenas de sexo explicito, en otras, utilizándola en un sentido peyorativo), la sexualidad en general, la iglesia, las religiones, los órganos de justicia, etc.

Para cerrar, debo decir que Naked Lunch no es apto para cualquier lector. Sólo lo recomiendo para aquellas personas que sean capaces de disfrutar un producto sin mucha lógica, sin una trama definida, sin coherencia interna; un libro que en general resulta más interesante por su forma que por su fondo.

Puntuación: 6/10 (Interesante)

Like this on Facebook

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Naked Lunch de William S. Burroughs

  1. Pingback: Pequenos Grandes Momentos Ilustrados da História da Recombinação (3): Cut-Up « Baixa Cultura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s